3. REPRODUCCIÓN

La tortuga golfina es muy prolifera, viene en promedio 3 veces a desovar en una misma temporada, dejando una media de 100 huevos por puesta, esto les permite garantizar la sobrevivencia de la especie, siempre y cuando no intervenga la mano del hombre.

Las crías de tortuga nacen en las horas más frescas del día para evitar depredadores y altas temperaturas que las matarían antes de llegar al agua. Es una especie de hábitos reproductivos nocturnos, pero esporádicamente nos visitan durante los atardeceres, amaneceres y días lluviosos.

Después de 45 días de incubación en el Santuario Tortuguero, esta pequeña tortuga rompe el cascarón cumpliendo una de las primeras etapas de su vida. Está lista para continuar su desarrollo.

Las crías nacen programadas para nadar cerca de 40 kms. en 24 horas y no necesitan alimentarse durante 5 o 6 días, pues nacen con una reserva de alimento.

Un gran trabajo en equipo es el que realizan las crías para salir del nido, se organizan todas al mismo tiempo para empujar la arena hacia abajo hasta salir a la superficie.